QUIÉNES SOMOS

Crime Stoppers de Michigan empodera a las personas para que hagan sus comunidades, escuelas, iglesias y negocios más seguros a través de denuncias anónimas de delitos.

Nuestra Historia

El primer programa de Crime Stoppers comenzó en julio de 1976, en Albuquerque, luego de que un estudiante de la Universidad de Nuevo México fuera asesinado durante un robo en una gasolinera. Un oficial de la fuerza pública desarrolló un sistema según el cual la ley estatal garantiza a los informantes de la comunidad el anonimato y prometía recompensas en efectivo por información que condujera al arresto de criminales.

Desde 1993, Crime Stoppers de Michigan ha conectado al público con los cuerpos policiales al proporcionar recursos, comunicaciones, y apoyo a las familias afectadas por el crimen. Nuestro objetivo es continuar construyendo comunidades más fuertes y seguras proporcionando alternativas anónimas para contactar directamente a las autoridades. Alentamos a nuestros ciudadanos a “ALZAR LA VOZ” de manera segura sobre el crimen, el abuso y el abuso de animales en nuestras comunidades y escuelas. Promovemos la responsabilidad social y esperamos impedir la actividad delictiva al proporcionar una alternativa segura al silencio mediante la denuncia anónima del delito, ya sea por teléfono o por Internet.

Crime Stoppers de Michigan sirve a siete condados: Livingston, Macomb, Monroe, Oakland, St. Clair, Washtenaw y Wayne. A través de los programas de alcance comunitario de Crime Stoppers, involucramos a las personas para que asuman un papel activo a la hora de mantener seguras a las comunidades locales, para que puedan vivir, trabajar y jugar sin temor.

¿A QuiÉn Servimos?

CRIME STOPPERS USA

Crime Stoppers de Michigan se enorgullece de ser parte de una organización nacional que es responsable de resolver más de 1 millón de casos penales en todo el país desde 1976.

Somos una organización independiente 501 (c) (3) caritativa y sin fines de lucro.

Gastos

Haga clic en la imagen para vizualizarla más grande.